Dos Hermanas, Sevilla.

Construcción del siglo XVI, situada primitivamente en las afueras de la ciudad, y edificada sobre la que pudo ser la ermita de San Sebastián, mudéjar en su origen por la planta que presenta, siempre ha estado vinculada a la hermandad de la Vera-Cruz. rante el Siglo XVIII fue declarada en ruinas y tras su reconstrucción, fue levantado un Hospital de pobres anexo a la capilla, costumbre muy extendida por las hermandades en esa época. En 1875 se sitúa junto a la misma el cementerio municipal, quedando incluida como iglesia del mismo, hasta la construcción de la actual.

De tres naves (el edificio originariamente contaba con una), el edificio presenta cubierta con artesonado de madera en la nave central y bóveda de arista en las laterales y presbiterio, divididos entre si por arcos de medio punto que descansan sobre pilares ochavados.

Las imágenes titulares de la hermandad constituyen las obras de mayor valor de la capilla, especialmente el Cristo de la Vera-Cruz (s. XVI) elaborado en pasta de cola, procedente según la tradición, del continente americano por la similitud que guarda con otras realizadas al estilo de Michuacán (México) Conserva reminiscencias góticas y renacentistas.

Asimismo, la capilla alberga a Nuestra Señor del Mayor Dolor, anónima atribuida a la Roldana; y un San Sebastián del siglo XVI que ocupa el retablo mayor.

Fuente: Junta de Andalucía